Skip to content

Ramón Rojo y el frente de Teruel

enero 11, 2009
by

santiago100109-fg456_mg_9853ramon600pixblog1

Ramón es la sonrisa de mi padre y la de mi abuelo, los padres y los abuelos de todos los que hemos tenido la suerte de tenerlos, porque de ellos hemos recibido mucha sabiduría y temple al mismo tiempo. Son maestros irrepetibles y únicos.

Ramón luchó  en el frente de Teruel y le hirieron en una nalga. Fué uno de aquellos afortunados que llegaron en el Winnipeg, fletado con la ayuda de Pablo Neruda del que Ramón no tiene buenos recuerdos. Luchó contra los fascistas y escapó a Francia donde estuvo en un campo de concentración. A pesar de su buena memoria Ramón mezcla los malos momentos que pasó y el viaje que le llevó hasta Chile. Cuando fotografiaba a Ramón veía en sus ojos através del visor la mirada triste de un hombre que la vida no le sonrió y le robó la juventud y el futuro. Cada vez que veo las fotos de Ramón veo la mirada de mi padre y todo su sufrimiento. Historias de hombres y mujeres que permanecen en la conciencia, esperando el momento en que puedan contarlas.

santiago100109-fm462_mg_9847ramon-rojo

Ramón Rojo (Malpica)

A Ramón le emocionó que nuestra visita fuera hoy (con Pancho y Natalia), y hoy también he aprendido otra lección importante: escuchar ésta riqueza oral de nuestros mayores que nos hace ser más humanos y nos compromete y obliga a cuidarlos, porque ellos son la fuente de la memoria de un país.

Ellos lucharon por la libertad de todos y la dignidad, y por ello les tenemos que estar profundamente agradecidos.

En las guerras no hay vencedores ni vencidos, sólo cadáveres de inocentes, niños, mujeres, hombres, a los que una bala o la esquirla de una granada les arranca lo mejor de la vida: su deseo de vivirla.

santiago100109-ex447_mg_9862ramon600pixblog

3 comentarios leave one →
  1. enero 13, 2009 6:54 am

    Gracias Pablo por tu aportación. Nunca es agradable buscar en la memoria olvidada de la que no nos enseñaron lo que hay aprender para que no ocurra más.

  2. enero 13, 2009 5:44 am

    Mi padre, si viviera, tendría los años que Tojo. Estuvo también en el frente de Teruel. En una guerra a la que le obligaron a ir. Una guerra que se cobró la vida de su hermano mayor, por ir a beber a una fuente, en la que recibió un tiro. Mi padre estuvo en el bando de los vencedores (sí que hubo vencedores y vencidos, aún viven y aún pelean entre ellos pero con otras armas) pero nunca contó nada bueno de la guerra, ni de los que le obligaron a ir a ella con 17 años.

  3. Natalia permalink
    enero 12, 2009 8:53 am

    Hermosas las fotografias que lograste sacar a Don Ramón y todo lo que dices es muy cierto. Gracias a Dios los tiempos van cambiando (a pesar de que las guerras aun no se terminan por desgracia), los jovenes ahora tiene la oportunidad de hacer miles de otras cosas, de poder elegir, posibilidad que Ramón no tuvo.
    Felicitaciones por el trabajo y por mostrar realidades, que no siempre quieren ser mostradas

    Saúdos !

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: